Testimonial de Proyecto Cumbre sobre las cuerdas Dragonfly en la expedición al Gurla Mandata.

/// Cuerdas Dragonfly en el Gurla Mandata

Proyecto Cumbre:  
Para esta expedición tuvimos la grata sorpresa de poder utilizar cuerdas Petzl, algo novedoso para nosotros.


Tal como con el resto de equipos Petzl que habitualmente usamos (arneses, linternas, cascos, ferretería, crampones, etc), tener las cuerdas fue garantía de tener un implemento simplemente perfecto en su relación peso/performance, comodidad, y cuidado en los detalles.
 
Aunque las cuerdas que usamos no soportaron ninguna caída importante (afortunadamente!!!), si estuvieron sometidas a bastante uso porque toda la ruta por encima del campamento 1 estaba plagada  de grietas, y requería en todo momento avanzar encordados. 

La cuerda iba durante horas en contacto con el hielo y la nieve del suelo, y aún así nunca absorbió nada de agua.  Igualmente satisfactorio fue el tacto suave y manejable en todo momento, tanto en los calurosos días radiantes como en las frías madrugadas.
 


Una de las cuerdas sufrió, más que uso, de “abuso”, cuando tuvimos que instalarla como “cuerda fija” en la última zona antes de llegar al campo más alto.  Queríamos dejar equipados todos los pasos comprometidos hasta ese campamento, y al final nos quedamos cortos con la provisión de cuerda fija que llevábamos, así que luego de aprovisionar el campamento, regresando para descansar al base la dejamos instalada sobre una zona pendiente con grietas; y con la idea de recuperarla de nuevo en la subida para el intento a cumbre.  Al final tuvimos que esperar un período de mal clima, y cuando finalmente pudimos hacer nuestro intento de cumbre, habían pasado ya varios días en los cuales la cuerda estuvo totalmente a la intemperie, llevando sol, nieve, y cambios bruscos de temperatura.  Cuando recuperamos la cuerda sí encontramos que la funda se había decolorado un poco, pero no se apreciaba ningún tipo de daño significativo ni cambiaron para nada las prestaciones de suavidad y maniobrabilidad.  Tampoco la impermeabilidad se vio afectada, y de hecho la cuerda estaba totalmente seca, a pesar de haber estado casi cinco días sobre la superficie!.